Espirulina

LA ESPIRULINA: cómo tomarla, para qué, datos sobre Ecospiruline

 

  1. Su historia
    La espirulina es una microalga (o cianobacteria: Arthrospira platensis) que apareció en la Tierra hace más de tres mil millones de años. Es capaz de realizar la fotosíntesis y a ella le debemos el oxígeno que hoy en día respiramos. Los aztecas y los mayas ya la consumían como alimento energético. El desarrollo de la acuicultura ha favorecido su cultivo y el acercamiento de este alga tan beneficiosa para las personas.
  2. Su cultivo
    Hasta el año 2004 la espirulina era casi inexistente en España. A pesar de que su presencia estos años ha aumentado, actualmente la mayor parte de la que se comercializa procede de cultivos industriales instalados en China, Estados Unidos, etc.
    Se está comenzando la producción de espirulina artesanal en España. Se trata de un producto con garantía de calidad, que se produce mediante procesos de secado a bajas temperaturas, lo cual le permite conservar sus propiedades nutricionales intactas.
    Es lo que propone Ecospiruline.
  3. Tu mejor aliado
    La espirulina supone una fuente de energía gracias a su extraordinaria composición:

    • Proteínas vegetales: >60% incluyendo los 8 aminoácidos esenciales en balance perfecto (la carne no supera el 30% de proteínas).
    • Antioxidantes: βeta-caroteno, ficociania, SOD (Super Oxido Dismutasa), clorofila.
    • Ácidos grasos esenciales: 5-7%, incluidos ácido linolénico y γ-linoléico (Omega-6).
    • Vitaminas: pro A, B1, B2, B3, B5, B6, B8, B9, B12, E, I, K.
    • Minerales y oligoelementos (7-13%): Calcio, Fósforo, Cobre, Hierro, Magnesio, Potasio, Zinc, Selenio, Manganeso.
    • ¿Algo más? Azúcares complejos, enzimas, fibras. Buscar un alimento más completo = misión imposible!

    Importante: las paredes celulares de la espirulina no están constituidas de celulosa como la mayoría de los vegetales, sino de mureína, un compuesto más frágil que la celulosa lo que permite al cuerpo asimilar más fácilmente los nutrientes (entre el 80 y el 85% de digestibilidad de las proteínas!).

  4. ¿Para qué?
    Dinamizar el organismo y reforzar las funciones vitales.

    • En consumo regular para mantener una vida moderna activa, aporta nutrientes esenciales en suplemento de una dieta equilibrada.
    • Favorecer la recuperación del esfuerzo físico en deportistas, en período de entrenamiento intensivo o competición.
    • Paliar los efectos de la anemia por falta de hierro, del estrés, del cansancio.
    • Refuerza el sistema inmunitario en general (cambio de temporadas, estados débiles) y tras tratamientos (quimioterapias por ejemplo).
    • Alivia los dolores menstruales, la menopausia.
    • Refuerza el brillo de pelo, uñas, elasticidad de la piel.
    • Complementa las dietas: vegetarianas, de adelgazamiento, deportistas.
  5. ¿Para quién?
    • Los deportistas en general.
    • Las personas que siguen dietas (vegetariana, de adelgazamiento, etc).
    • Los niños y estudiantes en períodos de exámenes.
    • Las personas mayores.
    • Personas que cuidan de su organismo de forma natural.
    • Personas convalecientes.
    • Personas activas, con estilos de vida modernos.
    • Las mujeres con fuertes reglas, embarazadas, en período de menopausia.
  6. ¿Cómo?
    Se recomienda unos 3-5g. por día en períodos de 6-8 semanas seguidas (2 a 3 veces al año por ejemplo durante los cambios de temporada) o a lo largo del año según las necesidades de cada persona. Empezar con una cantidad mínima aumentando diariamente hasta el consumo deseado. En comprimidos, (ver características en la Tienda) se recomienda tomar espirulina en ayunas junto con una fuente de vitamina C (para mejorar la asimilación del hierro), como un zumo de naranja, de limón, etc. (se recomienda a los deportistas tomar espirulina antes y después el esfuerzo físico también, para mejorar su recuperación). En granulados, (ver características en la Tienda), de 1 a 2 cucharadas/día es la cantidad recomendada; muy cómoda para añadirla a sus platos favoritos como ensaladas, pastas, batidos, etc. (siempre después de la cocción para preservar su composición nutricional).
  7. Calidad
    La espirulina seleccionada por Nicolas Mazurier es de alta calidad: 100% natural (sin aditivos), está cultivada en un entorno privilegiado con agua pura de manantial y sigue un riguroso control de calidad a lo largo de su elaboración. Su secado a baja temperatura y el consiguiente envasado le garantizan la conservación de sus cualidades intactas. Se realizan análisis bacteriológicos regularmente.
  8. Un cultivo sostenible
    Además de sus propiedades nutricionales excepcionales, el modo de cultivo de la espirulina es casi ideal: con agua de calidad, luz solar y minerales, la espirulina consume CO2 para producir oxigeno.
    Se cosecha a diario por lo que se obtiene un producto de excelente frescura y libre de procesamiento: tan sólo se realiza un secado a baja temperatura (para el caso de la espirulina artesanal) para preservar sus cualidades nutricionales. El medio de cultivo, filtrado, es reciclado y asegura la perennidad del cultivo sin residuos para el medio ambiente. Asimismo, para producir la espirulina de Ecospiruline® se usan energías renovables a lo largo de su proceso de cultivo y transformación.
  9. Productos
    Ecospiruline® comercializa una gama de productos de espirulina pura 100% natural, sin aditivos ni conservantes, listos para su consumo. En la medida de lo posible, todos nuestros envases provienen de materias primas reciclables y hemos buscado reducirlos en tamaño y peso para minimizar sus impactos ambientales durante el transporte.
  10. ¿Qué es Ecospiruline®?
    • Espirulina 100% natural sin pesticidas ni aditivos.
    • Cultivada con agua de manantial en un entorno natural privilegiado.
    • Secado suave único para mantener las propiedades nutricionales de la espirulina.
    • Desarrollo continuo de nuevos productos.
    • Producción de alta calidad (los controles y normas de higiene más avanzados).
    • Envases realizados con materiales reciclables.
    • Trabajo dedicado hacia la salud humana para cuidar nuestros organismos.
    • Producción “eco” sostenible (reciclado del medio de cultivo y uso de energías renovables).
    • Servicio al consumidor: seguimiento del producto, información, charlas, dedicación exclusiva a la espirulina.

Libro

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

FacebookTwitterGoogle+PinterestRedditEmailCompartir